Impulsa tu marca con Video-Marketing

Aprende con nuestros recursos

ART Productora de videos turísticas

Principios del rediseño web para hoteles 

Posted by Humberto Urbán on Feb 10, 2018 6:00:00 PM
Humberto Urbán

Cuando se trata de la promoción de productos y servicios, internet ha cambiado todos los paradigmas que existían antes y en la actualidad, millones de viajeros alrededor del mundo se dedican a buscar destinos, hospedajes y atracciones a través de la web y es ahí mismo en donde deciden ver imágenes del hotel, leer artículos interesantes sobre los destinos, y reservar su hotel.

 

De acuerdo con el sitio de reservas y recomendación de hoteles Tripadvisor, el 47% de los viajeros en el mundo buscan un destino por la cultura y la gente de un país en específico, uno de cada cinco viajeros eligen un hotel or sus ofertas especiales o paquetes.

 

Una de las mayores áreas de inversión de hoteleros fue el mantenimiento de la reputación en línea con un 59% más de inversión destinada a esta área en 2016.

Es por eso que tener un sitio web completo y que ofrezca la mejor visión de un hotel para incrementar sus ventas es fundamental para alcanzar el éxito tanto en reservaciones como en promoción del sector turístico. En el siguiente artículo revisaremos las mejores herramientas y aspectos a tomar en cuenta cuando planteamos rehacer el sitio web de un hotel.

¿Cuál es la vigencia de un sitio web para hoteles?

La vigencia de un sitio web puede mantenerse por tanto tiempo como se quiera, aunque muchos sugieren hacer renovaciones por lo menos cada tres años.

 

Es importante incluir algunas mejoras técnicas de tanto en tanto o actualizar los medios por los cuales se puede compartir un contenido o realizar una búsqueda pero es importante asegurarse de que todas las herramientas que ofrece nuestro sitio se mantengan actualizadas y en funcionamiento.

Por ejemplo, el botón de “contacto” en el sitio web del hotel puede estar desactualizado: tener un teléfono que ya no está habilitado o un correo electrónico que nadie al interior de tu organización revisa. Asegúrate que si es así, esta información esté actualizada.

 

En algunos casos esto puede generar que los clientes potenciales simplemente se vayan cuando no encuentran información actualizada de lo que están buscando. En la primera parte del rediseño del sitio web de tu hotel, deberás asegurarte de que cada sección esté vigente, así como de los servicios que tu hotel ofrece.

 

Por ejemplo, digamos que hace unas décadas era importante contar que tu hotel contaba con un servicio de fax pero ahora, la gente quiere utilizar WiFi en sus habitaciones. Si es así, promociona lo que realmente te conviene en tu sitio.

Una vez que hayas verificado esa vigencia de tu sitio, es momento de empezar a trabajar en todo lo nuevo que quieres implementar.

Navegación moderna


Incluso más que estar simplemente a la moda, ser moderno se trata de conocer y explotar las oportunidades que el mundo digital ofrece. Así, tu sitio deberá ser intuitivo, accesible, y bien diseñado.

 

Rapidez y usabilidad deberán ser los dos puntos que permitan que la gente quiera permanecer un buen rato en tu sitio, con lo que puedes minimizar la tasa de rebote.

Un buen sitio web incluye una barra de navegación que diferencia las páginas existentes en tu web. Tu barra debe ser fácil de encontrar y comprender, con lo que la gente tendrá la posibilidad de desplazarse sin contratiempos por lo que más le interesa de tu hotel.

 

Habrá diseños que puedan resultar bastante llamativos pero que sean difícilmente navegables, si es así evita utilizarlos.

Tu página debe ser entendida por todos, una navegación simple y veloz garantiza que aquellos viajeros que buscan un hospedaje consideren tu hotel como el sitio ideal para estar. Tu sitio web también refleja qué pueden esperar de tu alojamiento y si este garantiza la comodidad que promete o no.

Seguir patrones

En el mismo sentido que el anterior, el sitio web que hagas debe seguir patrones de lectura simples. Páginas que como un libro se lean de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda son fundamentales tanto para tus clientes, que la encontrarán sencilla, como para el posicionamiento en línea, del que hablaremos más adelante.

Por ejemplo, colocar la información más importante en la parte superior izquierda de la página es ideal para que la gente acerque sus clics a esa parte.

 

Las herramientas desplegables como el idioma, las divisas que tiene tu sitio o preguntas frecuentes deben estar en la parte derecha, pues son igual de importantes, pero son sólo herramientas de uso frecuente y no lo más relevante de tu negocio.

En este mismo sentido, es fundamental o altamente deseable que tu sitio cuente con las funciones básicas de accesibilidad para personas con discapacidad visual, auditiva o motriz.

 

¿Sabías que las personas ciegas encuentran sumamente útil que tu página pueda ser “leída” por los principales lectores de pantalla? Ponte en marcha con esto.

Diseños responsive

El uso de teléfonos inteligentes y tablets para encontrar hoteles y buscar reservaciones representa uno de los grandes hitos no sólo del sector hotelero sino de muchos sectores a nivel mundial.

 

Por eso es ideal que en el rediseño del sitio web de tu hotel te plantees la creación de un diseño responsive en el que todos los contenidos de tu página entren en la pantalla de un teléfono.

Cualquier página web que no se pueda visualizar de manera adecuada en la pantalla de un smartphone está condenada a fracasar, así que deberás asegurarte el cumplimiento que aunque parezca mínimo, puede darle un giro al número de reservaciones que se hacen para quedarse en tu hotel.

La identidad de tu hotel

Si bien el sitio web de tu hotel es un reflejo de lo que la gente puede esperar de alojarse ahí, el sitio web del hotel también debería tomar en cuenta el logotipo y colores representativos de tu hotel, siempre teniendo criterios estéticos y dejando limitaciones detrás.

Si un cliente reconoce tu marca hotelera, la búsqueda en tu sitio será más sencilla y gratificante para el visitante. Hacer de tu nueva identidad puede modificar la percepción de viajeros frecuentes pero siempre es la mejor forma de atraer a los nuevos.

 

Es una realidad que si tu hotel ya tiene renombre la gente tiene una idea de qué puede encontrar en tu sitio web y cuando esa imagen se cumple, los resultados pueden ser asombrosos.

Dar a cambio

Como hemos visto, la gente no nada más va por ahí buscando el sitio web ideal del hotel ideal. Además de eso, los turistas buscan las experiencias que el hotel está por ofrecer.

 

Para eso mismo, nuestra página deberá tener contenidos únicos como artículos de blog especiales sobre qué hacer en el destino en el que está tu hotel o qué platillos son tradicionales en la región y se preparan en tu cocina.

Los textos deben ser cortos y en gran medida, ir al grano. No obstante, deben ser cálidos y acogedores: que demuestren el interés que le pones a cada uno de tus huéspedes.

 

Además, manén esos contenidos actualizados. Si lo haces de esa forma, seguramente tendrás un exitoso posicionamiento en motores de búsqueda como Google.

 

Tu hotel ofrece, desde su sitio web más que los demás. En ese mismo sentido, las fotografías de tu hotel deben ser actuales y representativas de cada rincón de tu hotel y la ciudad donde está localizado.

 

La correcta selección de imágenes puede resultar tan favorable que apenas las vean, los visitantes potenciales sentirán como si ya hubieran estado ahí.

 

Redes como Instagram pueden ayudarte a difundir imágenes de ese rincón tan especial de tu hotel: la piscina, el spa, el restaurante o alguno de los salones. Ten en cuenta que esto de las fotografías es como en los restaurantes.

 

No muestres fotos que sean irreales sino aquellas que sean auténticas, de esa manera tu “platillo” le va a encantar a tu cliente.

 

Por otra parte, usa videos para las secciones principales de tu hotel. Por ejemplo, si tienes un spa, vendes servicios de eventos, organizas bodas y demás, utiliza un video para la descripción de cada uno de estos servicios. En los videos que hagas, también incluye las funciones de accesibilidad en este video.

Usa las redes sociales


En el punto anterior recomendamos el uso de Instagram para compartir los mejores rincones de tu hotel, pero no sólo utilices esta red social. Ahí fuera hay cientos de redes entre las que destacan Facebook y Twitter, que puedes utilizar para compartir tus espacios y generar confianza entre tus clientes.

Puedes hacer que el diálogo ocurra a través de estos medios pues, en las tendencias de búsqueda, cada vez más las redes sociales son un motor de búsqueda importante.

 

La gente querrá enviarte mensajes y preguntar por los servicios que tu hotel ofrece o felicitarte porque les encantó como los atendiste. Esta vía de contacto es genial para descubrir cómo puedes mejorar la interacción con tus huéspedes.

Naturalmente, en tu renovado y fresco sitio web deberás incluir botones de contacto con tu perfil de Facebook y Twitter, tu red de fotos como Instagram o Flickr, o tu red de videos como Vimeo o YouTube.

 

Al compartir todo aquello que brinda tu hotel puedes aumentar el tráfico de visitas a tu sitio web hasta que esa gente que desea conocer tu destino turístico por fin presione el botón que esperas: “Reservar”.

Todo en el mismo sitio

Una vez que has hecho toda una serie de mejoras en tu página web, que los clientes están felices con ella y pasan tiempo navegando por sus diferentes secciones es momento de que ellos mismos realicen una decisión de compra, es decir una reserva.

 

Para esto algunos hoteles buscan sitios de reserva externos en los cuales pueden gestionar sus fechas de estancia y la habitación que quieren ocupar, pero lo ideal es que está opción también esté en tu página.

Utiliza un motor de reservas porque de otro modo, haber reformado tu sitio web no habrá servido de nada. Asegúrate que este motor de reservas se adapte a la identidad de tu hotel pues con esto habrá más confianza para reservar una de tus habitaciones.

 

Según una encuesta del 2016, el 85% de las personas ha realizado compras y reservaciones en línea, pero sólo el 20% se sintió segura mientras lo hacía. Poniendo estos consejos en marcha es muy probable que el tu hotel, las visitas y el número de reservas aumente, y entres en una etapa de números positivos para que con ello puedas mejorar la rentabilidad de tu negocio

 

¿Qué buscan los clientes en el sitio web de tu hotel?

 

 

Suscríbete a nuestro blog

Síguenos en nuestras redes

Artículos Recientes