Impulsa tu marca con Video-Marketing

Aprende con nuestros recursos

ART Productora de videos turísticas

Té, samovar, la mejor experiencia

Posted by Humberto Urbán on Jun 15, 2018 12:10:00 PM
Humberto Urbán

Té, samovar, la mejor experiencia
A vísperas del mundial de futbol 2018 que será celebrado en Rusia, no es de extrañarse que estemos escuchando (y que vayamos a escuchar), con frecuencia, información y datos curiosos sobre el país más extenso del mundo.

Al fin y al cabo, Rusia será el anfitrión de uno de los eventos más grandes de este año, sin mencionar que un importante destino turístico que albergará gente de todas las nacionalidades.

Si eres aficionado de este deporte o si ya estás decidido a hacer turismo por tierras rusas, tal vez te gustaría saber que además de fútbol, vodka y matrioskas, existen tradiciones entrañables entre los rusos, que a los turistas y viajeros enamoran, como tomar té de un samovar.

Si quieres saber más sobre las costumbres de la cultura eslava, esta te va a encantar.
El samovar es un recipiente icónico de Rusia, ideado para hervir y mantener caliente el agua para el té.

De hecho, la palabra samovar se compone de dos términos: samo, que significa "por sí mismo" y del verbo varit, "hervir". Es decir, una "auto-caldera" o algo que "hierve por sí mismo".

Existen samovares de diferentes formas, capacidades (desde una taza hasta 450 litros), de materiales varios (desde latón hasta oro) y diferentes colores o decoraciones, ya que este artilugio se volvió insustituible para la cotidianeidad rusa, después de la llegada del té, en 1638.

Incluso, esta tradición de tomar té, quedó plasmada en diferentes pinturas y cuadros, puesto que representaban la importancia de este ritual entre los amigos y familiares.

Un ejemplo de esto son las pinturas de Petro Vodkin en las que siempre aparecía este famoso aparato de té, especialmente en su obra que se titula The samovar (1926), en la que se muestra a una pareja mirando al espectador y en medio una mesa con un samovar al centro, un vaso y una taza.

Los primeros samovares aparecieron en el siglo xviii en los montes Urales, pero rápidamente su uso se expandió por toda Rusia, con la finalidad de soportar los inviernos gélidos y largos en esta región.

Al paso del tiempo, gracias a su popularización, otras zonas empezaron con la producción de samovares, lo que provocó que se considerara un arte decorativo con alto valor artesanal, ya que todos y cada uno de estos utensilios eran hechos a mano.

Tula se consideró la tierra de los samovares por su gran producción de estas magnificas teteras, la cual continua hasta hoy en día.

El samovar se compone por un tubo vertical, tipo chimenea, en donde se introducía carbón incandescente y al pie de la tetera se encontraba un respirador para que el carbón se oxigenara y no se apagara.

Después está el recipiente en donde se agrega el agua y que rodea este tubo que mantendrá la temperatura del líquido.

En la parte superior del samovar, se encuentra una válvula por la que sale el vapor y que además calienta la tetera en la que, con anterioridad, se habrá preparado el concentrado de la infusión, para después mezclar con el agua caliente que sale de la boquilla, que se encuentra en la parte inferior.

Actualmente, la producción de estas máquinas para té ha disminuido; sin embargo, hay samovares que, en lugar de usar carbón y pinos secos, son ahora eléctricos, o bien los puedes ver como decoración en cualquier casa rusa o pueden ser el recuerdo ideal para aquellos turistas que visitaron el país.

Sea como sea, si tu próximo destino turístico es Rusia y te gusta experimentar nuevos sabores y tradiciones, te encantará formar parte de esta antigua costumbre.

La tradición de tomar té

Después de grandes consumidores de té como China, Japón y la India, se encuentra el país de Dostoievski, en donde la gente llama al té como чай, "chay".

En la Rusia antigua, no había desayuno, comida y cena que no incluyera tomar el té, pues todas las tertulias, las charlas con los amigos y las pláticas entre familia, siempre se llevan a cabo con varias tazas de té (a veces se tomaba en platitos), algunos dulces, miel y mermelada.

Eso sí, el samovar siempre en medio de la mesa, porque "era el amigo de todos".

En la actualidad, el té después de las comidas, se ha ido sustituyendo por el café o por otras bebidas, pero la acción de "tomar el té", para los rusos siempre se relaciona con tener largas charlas con los amigos y comer diferentes bocadillos.

Es más, tienen la idea de que las familias que no se llevan bien, no toman el té juntos.

Si te ha gustado esta costumbre rusa y además, eres amante del té, Rusia es el destino turístico para probar esta bebida milenaria.

Tal vez no sea una de sus principales razones de turismo, pero puedes encontrar lugares fascinantes, como cafeterías o restaurantes, en donde puedes disfrutar de una o varias tazas de té en samovar.

Algunos expertos de esta bebida afirman que es una de las mejores experiencias, ya que esta gran tetera hace que la ceremonia sea inolvidable por el sabor característico del té en un samovar ruso.

Así como esta costumbre de la ceremonia del té en Rusia, hay miles más de muchos países que se quedan en el desconocimiento de los viajeros y que probablemente si se dieran a conocer captarían la atención del turismo y se lograría atraer a más visitantes.

Es bien sabido que el texto es el contenido principal para hablar de turismo y destinos turísticos; sin embargo, mucho de los internautas están en busca de la inmediatez, de la rapidez y la efectividad a la hora de buscar información para sus próximos viajes o proyectos, puesto que el estilo de vida que llevan les deja muy poco tiempo para buscar varias opciones.

Los elementos audiovisuales que da el video marketing hacen que el contenido se consuma de manera rápida y fácil, sólo basta con apretar el botón de "play" para estar recibiendo la información del lugar que quieras visitar, en cualquier plataforma o red social y desde cualquier dispositivo: smartphone, tablet, computadora, laptop, etc.

Dar a conocer una costumbre de un país con la finalidad de atraer turismo, requiere de la parte visual para que el espectador se enamore verdaderamente de eso que quieres dar a conocer, ya que puedes hacerlo sentir parte de la ceremonia, de la gente, de los colores, del lugar y de los rituales, a través de un video que atraiga a los ojos y que fascine al cerebro.

El espectador puede sentirse dentro de una ceremonia de té con un samovar en medio de una casa tradicional rusa.

Bien dicen que más vale una imagen que mil palabras.

Pero eso no es todo, el video marketing se encarga de crear contenido que sea de fácil compatibilidad y sin que represente un costo elevado, como el tener que pagar un comercial televisivo, porque ahora más gente consume contenido online, la misma que puede ayudarte a hacer tu contenido viral y atraer más y más clientes.

Suscríbete a nuestro blog

Síguenos en nuestras redes

Artículos Recientes