Impulsa tu marca con Video-Marketing

Aprende con nuestros recursos

ART Productora de videos turísticas

¿Cómo hacer un video promocional?

Posted by Humberto Urbán on Jan 18, 2018 8:00:00 AM
Humberto Urbán

El contenido de video se puede utilizar de muchas maneras, desde publicaciones en redes sociales y anuncios hasta  en correos electrónicos y sitios de marketing. ¿Pero cómo se pasa de "querer crear un video" a producir uno?  

Sin importar la compañía, el presupuesto o el motivo del video, hay un camino que puedes seguir para desarrollar un video promocional desde una idea original hasta el corte final.

A continuación, te presentamos ocho pasos que te dirán como hacer un video promocional que luzca profesional y resalte todo lo que tienes que decir en la combinación perfecta de imágenes, encuadres y música. 

Pasos para hacer un vídeo promocional 

Paso 1: Identifica tu objetivo 

Antes de sentarte a escribir un guión para tu video, lo primero que debes hacer es dar un paso atrás para considerar por qué quieres crear esa pieza de video. Este tipo de herramientas comunicacionales pueden ser costosos, por lo que es importante aclarar tus objetivos antes de comenzar. 

Imaginemos que tu empresa quiere un video prmocional que presente una nueva línea de productos que necesita una explicación más detallada para los posibles compradores. Identificar por qué haces el video hará más sencilla la tarea de averiguar cómo debes planificar este proyecto. 

Hay varios objetivos comunes que podemos considerar por los que las empresas crean videos promocionales: 

  • Difundir la marca de la empresa 
  • Impulsar a las ventas
  •  
  • Conducir tráfico al sitio web
  •  
  • Aumentar el compromiso del cliente
  •  
  • Educar a los clientes 

Si tienes varios objetivos, te recomendamos crear varios videos. Mientras más objetivos (o ideas) intentes incluir en un video (especialmente uno corto), es más probable que complique el guión y confunda a tu audiencia. 

Paso 2: Determina una orientación 

Ahora que tienes definido el objetivo de tu video, debes pensar en la orientación que le darás a tu video. 

Por ejemplo, supongamos que eres una empresa nueva que desea crear un video para presentar su sitio web: el objetivo del video es presentar la marca y hacer que la gente visite la página de internet. En este caso, un video que tenga un carácter "introductorio" o explicativo" será el mejor.  

No obstante, puede resultar que encuentres que una combinación de varias orientaciones tenga sentido para tu objetivo. Por ejemplo, quizá seas una empresa nueva, pero te enfrentas a mucha competencia.

Tal vez un video de estilo "introductorio" con un ángulo de "problema / solución" sería ideal (mostrando la "vieja manera" como el problema y la "nueva forma" [es decir, tu empresa] como la solución). 

Para darte algunas ideas, esta es una lista de posibles orientaciones que te pueden interesar:  

  • Introducción: dile a tu público quién eres, explica tu misión, etc. 
  •  
  • Explicativo: explica cómo funciona algo, como tu producto o una característica específica. 
  •  
  • Problema / solución: muestra la forma antigua / nueva y cómo tu producto es la solución. 
  •  
  • Narrativa: utiliza elementos narrativos (como trama, conflicto, resolución, etc.) para introducir o explicar sutilmente algo. 
  •  
  • Impulsar la acción: sugiere que la audiencia haga algo, es decir, comprar ahora. 
  •  
  • Enfocado en el producto: presentar o mostrar un producto o característica específica. 
  •  
  • Testimonio: entrevistas, citas, etc., con clientes sobre un tema específico. 
  •  
  • Informativo: educa a tu audiencia sobre algo específico con un tutorial o algo semejante. 
  •  
  • Entretenimiento: deleita o inspira a tu audiencia con historias, humor, etc. 

Una vez que tengas tu objetivo y orientación desarrollados, es hora de refinar aún más tu enfoque al establecer el tono del video. 

Paso 3: Establece un tono 

El tono se define como "el carácter general o actitud" de algo. Pero para hacerlo simple, piensa cómo tu video hará sentir a tu audiencia. Por ejemplo, ¿quieres hacer reír a tu audiencia o quieres que se muevan? ¿Quieres que se sientan informados o quieres contarles una historia? 

Ten en cuenta que la orientación creativa elegida en el paso anterior debe conjugarse bien con el tono que elijas. Por supuesto, emparejar una orientación creativa particular con un tono esperado es posible por medio de una ejecución adecuada. 

A continuación, te presentamos algunos tonos diferentes que puedes explorar para tu concepto y dirección creativa: 

  • Dramático: te mueve emocionalmente. 
  •  
  • Directo / informativo: claro y conciso. 
  •  
  • Conversacional: casual y auténtico.  
  •  
  • Urgente: lo insta a actuar.  
  •  
  • Divertido: utiliza dispositivos creativos divertidos (como el antropomorfismo, por ejemplo). 
  •  
  • Humorístico - comedia; te hace reír o sonreír. 
  •  
  • Peculiar: utiliza la peculiaridad o lo inesperado para llevar a casa un punto. Ejemplo: Zazzle 
  •  
  • Entretenido: tiene como objetivo informar y entretener. 
  •  
  • Inspirador: utiliza la inspiración para impulsar la acción (los manifiestos generalmente se hacen con este estilo). 
  •  
  • Lujoso: brillante, elegante, llamativo, sexy y rico.  

Paso 4: Decide la duración 

Sin utilizar algún tipo de parámetro de tiempo es probable que tu video resulte demasiado largo. Recuerda que tu idea solo debe ser tan grande como el tiempo que tiene para desarrollarse, por lo que poner restricciones a tu concepto solo te ayudará a hacerlo más fuerte y más efectivo. 

Esto también te ayudará a evitar situaciones frustrantes, como forzarte a ti mismo a reducir un guión de dos minutos a 30 segundos. Si no estás seguro de cuánto tiempo debe llevar tu video, querrás considerar estos factores: 

  • Tu objetivo. Conocimiento de marca, visitas, clics, etc. 
  •  
  • ¿Dónde aparecerá el anuncio? TV, redes sociales, sitio web, etc. 
  •  
  • Presupuesto general.  

Para obtener un indicador, piensa en la orientación y el tono que estás buscando. A continuación, consulta los videos existentes que usan un tono similar y ve de cuánto tiempo son. Si todos los videos, por poner un ejemplo, tienen al menos un minuto de duración, puede ser un buen punto de partida. 

Paso 5: Elige un estilo de video 

El estilo visual de tu video puede cobrar vida de muchas maneras diferentes, pero aquí hay algunas ideas generales de cómo se puede hacer: 

  • Animado: ilustrado o creado a través de la animación (2D, 3D, etc.). 
  • Gente real: con actores que interpretan a los personajes que has creado. 
  • Material de archivo: material complementario o alternativo que normalmente se usa entre los "planos principales" o que se usa como fondo, acción o escenas de estilo retrospectivo. 
  • Stock: archivo de stock que puedes comprar para crear tu historia. 
  • Acción en vivo: combina imágenes de la vida real con elementos de animación o efectos especiales. 
  • Screencast: una grabación digital de una pantalla de computadora que a menudo contiene movimiento, audio o algún tipo de demostración. 

Muchos videos son una combinación de algunos (o todos) de estos estilos visuales. Por ejemplo, actores humanos que hablan con personajes animados (acción en vivo) o videos de estilo narrativo que usan una combinación de tomas principales y metraje en b-roll. 

Para decidir qué tiene sentido para tu video, piensa en los pasos del 1 al 4 (objetivo, orientación creativa, tono y duración). Estos factores deben influir finalmente en el estilo visual que utilizarás. 

Paso 6: Pule la idea 

Suponiendo que tengas una idea suelta para tu video, es hora de comenzar a dar más detalles. Para hacerlo, puedes comenzar en un nivel alto, para luego trabajar hacia atrás desde allí. 

Por ejemplo, antes de comenzar a diseñar un guión y todos los detalles, puedes escribir un párrafo que esencialmente resuma la idea desde una perspectiva de alto nivel.  

Este párrafo debe centrarse en el concepto en sí, de modo que siempre tengas algo a que referirte cuando empieces a desarrollar las ideas (el guión inevitablemente se pondrá un poco turbio). Para mostrarte esto, veamos el ejemplo de un guión falso para un hotel: 

Hace un tiempo nos pidieron hacer un video distinto que causara impacto en la audiencia. La historia que creamos es la de una pareja que se casó. La mujer sufre un accidente que la dejó en coma.

Su cerebro la conduce por los senderos del recuerdo para revivir sus experiencias en el hotel donde se casó, cada escena se impregna con un toque de "realismo mágico". Al final ella despierta del coma y se lee el slogan "Barcelo, el lugar al que quieres volver, no importa dónde estés. 

Ahora bien, este "resumen" no es perfecto ni completo, pero está ahí para asegurarse de que tú, como la persona que escribe el guión o que está a cargo de producir el video, tengas una idea clara de lo que trata este video 

Ahora que tienes tu descripción general de alto nivel, es hora de comenzar a pensar en los detalles de la historia.  

Escenas 

¿Cuántas escenas diferentes habrá?  

¿Cuántas ubicaciones se necesitarán? 

Caracteres 

¿Cuántos personajes?  

¿Quiénes son?  

¿Cuál es su historia? 

Superposición de audio / voz / texto 

¿El video se configurará con el sonido de la voz de alguien?  

¿Habrá música de fondo?  

¿Debe aparecer algún texto en la pantalla para transmitir el mensaje? 

Producto 

¿Cómo encaja el producto en la historia?  

¿Cuántas veces aparecerá el producto y cuándo, cómo? 

Accesorios 

¿Necesitas alguna ayuda importante para hacer que tu historia funcione? Es decir, un iPhone, automóvil, puente, elefante, etc. 

Call to action final 

¿Cuál es el último mensaje que dejamos a la audiencia?  

¿Qué queremos que sientan / hagan? 

En realidad, hay un sinfín de detalles que puedes considerar aquí, cada respuesta que surja probablemente genere otra pregunta. La idea es tratar de descubrir todos los detalles que puedas. Así, cuando vayas a escribir tu guión, todas las piezas comenzarán a encajar. 

Paso 7: Escribe el guión 

Cada escritor, director creativo, director, etc., probablemente tenga su propia forma de escribir guiones. También hay un sinnúmero de "plantillas de script" sobre cómo presentar todo, aunque estas pueden parecer pretenciosas, en realidad son bastante útiles. Independientemente de cómo se vea, las principales cosas que debe tener el diseño de tu guión son: 

  • El número de escena (1.ª, 2.ª, 3.ª escena, etc.) 
  • La marca de tiempo con detalle hasta en los segundos, ¿cuándo
  • está pasando cada momento?
  •  
  • El audio, el diálogo o Voice Over. También conocido como: ¿qué estamos escuchando en este momento?
  •  
  • Una descripción de la escena. 
  • Una lista de personajes. 
  • La ubicación. 
  • Los accesorios especiales, expresiones o movimientos.  

Diseñar t guión o script te obligará a poner tu idea en un formato ejecutable, que es algo necesario cuando se involucra a otras personas (actores / directores), equipos (iluminación, accesorios), ubicaciones, etc. 

También te ayudará a cortar cualquier cosa que sea innecesaria y actuará como una garantía de que estás considerando todas las tomas de productos, CTA, etc. 

Paso 8: Storyboard  

Ahora es el momento de trabajar con un artista, ilustrador o diseñador para crear visuales que vayan con tu guión. 

La idea es trabajar con un artista visual para que te ayude a dar vida a tu guion y a tus ideas, asegurándote de que todo lo que vayas a filmar se vea bien y tenga sentido en el video. 

El tipo de artista con el que trabajes dependerá del medio en el que estés filmando. Por ejemplo, si estás creando un video animado, probablemente quieras trabajar con un ilustrador / animador (preferiblemente el que creará tu video final) para armar el guión gráfico. 

Un guión gráfico no solo es importante para ti y tu equipo, sino que también es muy importante para los artistas, actores y directores, para que puedan tener una buena idea de las imágenes que se supone que deben recrear.

Nadie dice que el guión gráfico tiene que coincidir perfectamente con lo que sucede en la escena, pero debe actuar como una guía. 

Detalles finales 

Para terminar, aquí te dejamos algunas cosas en las que quizás quieras pensar antes de grabar y producir tu video: 

Producción 

Contratar a un productor y / o productora. Si planeas trabajar con actores, un director, maquillista, peinador, fotógrafo, etc., puede ser mejor contratar a una casa productora para que te ayude. Esto no quiere decir que no puedas hacerlo por tu cuenta, pero a veces es útil contar con expertos que estén de tu parte. 

Casting. Si usas actores, tendrás que elegir a la gente adecuada. Esto puede volverse bastante complicado, especialmente si estás buscando un tipo específico de estilo de "apariencia" y actuación. Por ejemplo: "Hombre afroamericano que sea actor y cantante".

Asegúrate de enumerar todos los detalles que necesitas de los actores que estás buscando para que sea más fácil para ti, para el equipo de producción y hasta para los propios actores. 

Ubicaciones. Si estás rodando en exteriores, necesitarás ubicaciones seguras, que a menudo requieren un permiso. Nuevamente, esto es algo con lo que una casa productora puede ayudar.

Por supuesto, existen maneras de hacerlo. Por ejemplo, puedes rodar el video en tu propia casa. Pero, debes considerar elementos como los costos de los equipos de iluminación, los telones de fondo, etc. 

Post-producción 

Editor de post-producción. Tener un editor experto en postproducción es muy importante. Esta persona es básicamente responsable de dar vida a la idea final, independientemente de lo que haya cortado el equipo de filmación.

Esta persona agregará Voice Over, que requiere precisión en términos de tiempo, y también puede estar trabajando en el color y el aspecto final. Es un gran trabajo. 

Talento de Voice Over. Es muy similar al casting, especialmente si estás buscando una voz con sonido específico. Puedes pensar que en alguien "se ve el papel" en términos de voz, pero una vez que los colocas en una cabina de audio leyendo su guión, puede que no salga como lo esperabas. Una vez más, aquí es donde una casa productora con experiencia puede ser muy útil. 

Música / audio. Puedes estar pensando "¡oh, tengo la canción perfecta en mente para este video!" Pero la realidad es que la música cuesta dinero y la buena música cuesta mucho. 

No es que no puedas obtener un gran sonido para tu video, pero también debes ser realista en lo que ese sonido será. Es decir, si quieres "Single Ladies", como canción de fondo, probablemente no va a suceder. Una casa productora puede ayudar también con estos problemas. 

Superposiciones de texto. Esto es algo que hará tu editor de postproducción, pero quieres asegurarte de que si necesitas algún tipo de texto para aparecer en la pantalla tendrás que tomarlo en cuenta cuando grabes.

Por ejemplo, si necesitas que el texto aparezca en una toma específica, debes asegurarte de que la escena tenga suficiente espacio negativo para que puedas agregar ese texto sin que la escena sea vea demasiado abarrotada o rara. 

Para muestra, te dejamos un ejemplo de un vídeo promocional turístico que realizamos en ART: 

Nos encantaría ayudarte con la producción del video promocional que necesitas. Nosotros somos una casa productora experta en la producción de este tipo de materiales. Si necesitas ayuda, desde simple asesoría hasta la producción de algún proyecto en particular, estamos para servirte.  

Las mejores estrategias de marketing turístico: ejemplos inspiradores

Suscríbete a nuestro blog

Síguenos en nuestras redes

Artículos Recientes