Impulsa tu marca con Video-Marketing

Aprende con nuestros recursos

ART Productora de videos turísticas

Cómo fomentar el turismo en un pueblo mágico

Posted by Humberto Urbán on Feb 4, 2018 6:00:00 PM
Humberto Urbán

La idea de un pueblo mágico suena asombrosa desde su nombre, su diseño surge a partir de un programa de política turística implementado por el gobierno mexicano para que por medio de él, distintas localidades a nivel nacional que tengan esta marca distintiva, puedan lograr objetivos de desarrollo social y económico a través del turismo.

 

Al hacer del turismo una actividad que permite mantener y acrecentar el empleo, fortalecer el aprovechamiento de recursos y atractivos naturales, valorar las tradiciones y cultura, y mejorar la calidad de servicios e infraestructura de distintas localidades, esta nueva forma de promoción de destinos turísticos se ha convertido en una de las más exitosas en los últimos años.

Con la finalidad de lograr las metas establecidas por el programa de pueblos mágicos, debe pensarse en el desarrollo de productos turísticos, marketing, y tecnificación de la actividad para que con ello, se detone el turismo dentro de un pueblo.

El hecho por sí solo no es aislado pues nuestro país tiene un alto potencial para el desarrollo del sector. Según datos del boletín turístico mensual publicado por la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) en agosto de 2017, México tuvo un superávit en el sector turístico de hasta 848.7 millones de dólares.

 

Un saldo superior hasta en 29% en el mismo mes desde 2015. Y de acuerdo con esta misma organización, en 2016 el 12% de la población trabajaba en el sector. Por su parte, la Secretaría de Turismo, dice que México se encuentra dentro de los primeros 10 destinos turísticos a nivel internacional y que la actividad genera 8.5% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y unos 9 millones de empleos.

 

He ahí la importancia de la actividad. Siendo así, la moneda está en el aire para generar una estrategia que resulte rentable para la consolidación y promoción de un pueblo mágico, así que a lo largo del siguiente artículo podremos ver cómo alcanzar con éxito la promoción de un destino turístico como lo es un pueblo mágico.

Pero, ¿qué es un pueblo mágico?

De acuerdo con las autoridades encargadas de la promoción del sector, un pueblo mágico es aquel que a través del tiempo ha conservado, valorado y defendido, su herencia histórica, cultural y natural.

 

La manifestación de esta herencia se hace a través de los patrimonios tangible e intangible; pero además, un pueblo de estas dimensiones es aquel que tiene atributos únicos, simbólicos, hechos trascendentes, cotidianidad, y detalles que atraen la visión de viajeros alrededor del mundo que quieren conocer de eso.

Cómo se puede consolidar un pueblo mágico es una tarea que requiere de distintos procesos y valoraciones que hagan posibles el inicio de una nueva historia para ese pueblo. A lo largo de este artículo intentaremos explicar entonces cuáles son algunas de las acciones a llevar a cabo para iniciar el fomento al turismo en un pueblo mágico.

 

Algunas de estas están consideradas dentro del marco propuesto por la Secretaría de Turismo, no obstante también tomaremos en cuenta recomendaciones provenientes de otras fuentes y que tienden a ampliar el panorama de la promoción.

1.- Pedir inversión pública

Para iniciar la creación y consolidación de un pueblo a pueblo mágico se debe considerar la planeación de proyectos o acciones tendientes a generar nueva infraestructura, actividades o reforzar servicios para poder favorecer la atracción turística.

En este punto la autoridad indica que a través de los Diagnósticos de Competitividad y Sustentabilidad y los programas de Desarrollo Turístico Municipal se pueden determinar las inversiones que la autoridad debe realizar en el área turística.

Para esto, se debe determinar un área específica que reciba la ayuda pública para la mejora. Aunque en este punto cabe resaltar que los recursos federales o públicos no deben ser los que resolverán todas las necesidades de pueblos que buscan posicionarse en el sector turístico, estos recursos deben ser una de las bases para empezar a consolidar ese éxito que busca una comunidad en su conjunto.

2.- Innovación y desarrollo

Innovar y desarrollar nuevos productos turísticos en las localidades de pueblos mágicos es un gran primer paso para empezar a atraer segmentos de viajeros con atención en ciertas actividades. A este punto es momento de considerar proyectos que estén guiados por la creación de experiencias únicas, emociones, satisfacciones y el cumplimiento del “viaje de ensueño”.

En este punto es importante considerar que los turistas buscan la definición de actividades y amenidades para así utilizar del tiempo que disponen, las vacaciones las tienen por mucho dos veces al año y desperdiciarlas sería malo para ellos. De esa forma, al implementar este tipo de acciones aparecen ventajas: más gasto, una estadía más larga, ocupación de hoteles, derrama económica y beneficio para operadores turísticos.

Además, como destino turístico, la base para poder operar de manera ordenada será contar con un “catálogo” de la oferta de actividades como excursiones, paseos, visitas guiadas, paquetes que se pueden comprar en agencias de viajes y demás. Lo ideal es que cualquier pueblo mágico se integre a un itinerario turístico que sea de impacto estatal y regional, y sobretodo, comercializable.

3.- Certificación y sustentabilidad

El hecho de que un pueblo sea mágico tiene detrás de sí una tendencia importante a promover la calidad. Esta condición del mercado turístico debe corresponder a todos los actores del pueblo en cuestión con la finalidad de construir un destino totalmente exitoso. Con la colaboración de las autoridades federales o estatales, se pueden impulsar programas y sellos de calidad básicos para el renombre del pueblo.

Por el otro lado, la sustentabilidad es una variable que deberá estar en constante monitoreo por parte de la localidad. Existen distintos indicadores que permiten evaluar cómo se comporta la actividad turística en nuestro pueblo y con ellos, se puede hacer el balance de qué es lo que sobra o falta en la consolidación de nuestra localidad como líder en el sector.

4.- Coordinación estratégica

Para consolidar una buena promoción turística del destino en cuestión, tanto instituciones públicas como privadas, así como la comunidad receptora de los beneficios de un programa de pueblos mágicos, deberán estar en una constante de coordinación que sea estratégica.

En esta formación todos tienen un lugar, por lo que los ejercicios de planeación y consulta deberán realizarse de manera horizontal tomando en cuenta cada una de las opiniones, de habitantes, autoridades e inversionistas.

El esfuerzo que se ponga para consolidar una buena estrategia de promoción de un pueblo mágico deberá trascender a cualquier administración gubernamental pues con eso, el plan de desarrollo podrá tener éxito y dar a ciudadanos calidad de vida y una capacitación constante.

5.- Marketing estratégico

Para la buena consolidación de un proyecto de estas dimensiones, informar, orientar y motivar el viaje, serán los ejes rectores de toda buena estrategia de mercadotecnia que se implemente para la promoción de un pueblo mágico. La labor debe ser constante y tendiente a mejorar la interacción con los segmentos de viajeros que tienen que conocer el pueblo.

Las comunidades deben integrar esquemas con los que puedan lograr objetivos similares a los de cualquier otra empresa que desea promocionar un servicio o producto, con eso deberán asegurarse de la inclusión de redes sociales que permitan hacer un eficiente plan de promoción.

 

Y también, deben tener en cuenta la creación de sitios web con los cuales exista una buena difusión de las actividades y programas del pueblo en la red, el principal sitio de atracción de viajeros en el mundo.

Aquí es donde el tema da un giro más interesante, pues si bien todas las acciones que mencionamos son especialmente pensadas para consolidar la buena imagen de un pueblo mágico en el marketing recaen las posibilidades de hacer que suceda.

El programa que la Secretaría de Turismo ha presentado para la creación de pueblos mágicos nos da una guía, pero sin duda, hay muchas acciones más que se pueden tomar en cuenta.

6.- Integrarse a la era digital

Lo más triste de imprimir folletos y guías no es sólo que éstas se queden almacenadas en las oficinas de promoción turística de un lugar. Lo más grave es probablemente el impacto ecológico que esto tiene. Por eso, se tiene que predicar con el ejemplo: un pueblo mágico tendiente a la sustentabilidad contará con el sitio web en el que el viajero pueda encontrar lo que necesita para deleitarse con ese destino turístico.

En la actualidad existen redes sociales como Instagram o Flickr en las que las mejores fotos de un destino turístico pueden desfilar por la pantalla de la computadora o de teléfonos móviles. Además, existen los videos, que son una de las últimas grandes tendencias para la promoción de destinos turísticos.

 

Cada vez más el tráfico de éstos aumenta por la red y según estimaciones de YouTube, es una industria que crece hasta un cien por ciento año con año.

7.- Todo está a disposición

Es común que uno de los impedimentos para el inicio de una buena promoción turística sea el temor de pensar que los habitantes de una población no están lo suficientemente preparados para contar su propia historia. El primer error es dudar de ellos y sus capacidades, el segundo, no capacitarlos.

Una de las principales fallas es creer que en la creación de nueva infraestructura turística se debe “adquirir” un equipo de guías turísticos que vengan de otro sitio, pero en realidad todo está ahí: en los pobladores que pueden y deben capacitarse.

En ese mismo sentido es común que las oficinas de turismo crean que es importante ir añadiendo infraestructura arquitectónica. Después de olvidarse de toda planeación deciden construir un centro de interpretación que a los pocos años queda en el olvido.

Seguramente en el pueblo que se quiere promocionar ya existe una gran cantidad de espacios para la promoción de cultura, porque en algún momento esos lugares representaron los mejores escenarios de la localidad. Recuperarlos y contar esa recuperación será de mayor interés para los visitantes.

En México, cinco destinos turísticos acaparan a los viajeros internacionales. 88% de estos buscan llegar a Cancún, la Ciudad de México, Los Cabos, Puerto Vallarta, y Guadalajara. No cabe duda de que estos son destinos de una belleza incomparable. Pero, también es cierto que es necesaria más promoción e impulso a los pueblos mágicos, tanto al interior de nuestro país como al exterior.

 

Citymarketing: haz de cualquier ciudad una marca con identidad y renombre

Suscríbete a nuestro blog

Síguenos en nuestras redes

Artículos Recientes